Rimas

Romance: el golf era un deporte de caballeros… hasta que llegó García

I

Deporte de caballeros:

cuando eso se decía

siempre del golf se hablaba

y todos se lo creían.

Nadie lo ponía en duda…

hasta que llegó García.

Un gran jugador de golf

que de Borriol venía

de una familia humilde,

mucho mérito tenía.

Empezó desde muy niño,

solo para el golf vivía

y dando miles de bolas

muy poco tiempo tenía

para acudir a la escuela,

que eduación impartía

y a clase de urbanidad,

seguro que faltaría.

II

Pasaron horas y horas,

transcurrieron días y días,

siempre tirando bolas

pensando en las alegrías,

cuando ganara un torneo,

que a su familia daría.

El problema es que aquel niño

que tanto de golf sabía,

nunca dedicó un minuto

para aprender cortesía.

Con el paso de los años,

su golf crecía y crecía;

llegó a ser un campeón,

pero cuanto más vencía

peor carácter mostraba

y no era buena compañía.

III

Las hazañas de Sergio

los triunfos y la alegría,

conviven con su carácter

y su insolente manía

de comportarse, a sus años,

como un niño en rebeldía.

Igual que un chico mimado

que vive de fantasías.

Ya tiró un zapato en Wentworth,

donde la Ryder nacía

y unos años después,

a un hoyo le escupía;

contestó con malos modos

a gente que le aplaudía

y despreció a un periodista,

por preguntarle en su día

qué diría de la Ryder

a aquellos que la seguían.

IV

Por si esto fuera poco

hasta Arabia llegarían

unos malos pensamientos

a su cabeza vacía.

¿Qué mosca pudo picarle?

¿Qué vientos le pasarían

por esa mente frustrada?

¿Qué motivos tendría

para un vil comportamiento

que a él solo dañaría?

¿Pasaría malas noches?

¿Acaso no dormiría?

¿Estaría preocupado

por su propia economía?

¿Es que no habría cobrado

tanto como se decía:

que a los top cinco pagaron

con dólares a porfía?

Petrodólares claro,

que provienen de Arabía?

(y perdón por el acento

que si no rima no había)

V

El caso es que no basta

una disculpa tardía:

no se arregla en Internet,

ni por ninguna otra vía,

toda una sarta de insultos,

que a los caddies incluía,

con excepción de su hermano,

imagino que sería.

El maltrato de los greenes,

el desprecio a los que venían

jugando detrás de él;

furia o cólera sería

contra un campo recientito

que no se lo merecía.

Como tampoco merecen

todos los que le querían,

miles de aficionados,

que al jugador seguían

que el de Borriol les pague

con tanta majadería.

ESTRAMBOTE

Y como aquí todo vale,

pelillos a la mar.

En el Circuito Europeo

nadie le va a castigar.

Un mal día tiene cualquiera,

dicen los que han de juzgar,

no ha sido más que un berrinche

y ya se le pasará.

Los responsables del Tour

decidieron perdonar

a un genio indiscutible

que se empeña en defraudar

a miles de aficionados

que están hartos de aguantar

los furores de un niñato

nacido para ganar,

pero con tan mal perder,

que, llegados al final,

no merece que se escriba

ni una palabra más.

5 comentarios

  1. Javier Conde

    Gran romance sobre un niño que aunque padre sigue sin crecer. Se creyó compadre de Tiger porque de aficionado todo lo ganaba pero solo llegó a hacerle la «bromita del pollo».
    Comportamiento inaudito en un profesional de su talla que debería ser sancionado por el European Tour. Sin respeto a nadie, ni siquiera a los caddies, sin pensar en su padre o su hermano
    LAMENTABLE!!!

  2. José Luis Barbero

    ¡Qué razón tienes maestro!
    Sé con certeza, que este…¿niñato? no va a cambiar de actitud, y menos cuando está ya cerca de los cuarenta, aunque el European Tour debería sancionarle severamente como marca el reglamento.
    Esta penúltima actitud no sólo le perjudica a el personalmente, aunque a estas alturas no sé si le servirá para algo, pero lo peor, es que hace un daño terrible al golf en general, y a los jóvenes en particular. En fin, yo, lo último que escribí sobre el fue la semana pasada, y dije lo que pensaba.
    Estoy plenamente de acuerdo contigo querido Basilio, que no se merece ni una sola línea. El caldo que se lo haga él. Yo no le voy a ayudar.

  3. Eduardo Hernáiz

    Fantástico, Basil. Si Sergio jugara tan bien como lo romanceas, tendría una veintena de grandes. Un abrazo. Hernáiz

  4. Jose Luis Alcalde

    Enhorabuena Basilio, estoy contigo. Un profesional con tanta experiencia no puede hacer eso. Desde luego no es la primera vez que se pone en evidencia.

  5. Jose Luis Valenciano

    Ya me estaba faltando ver el romance de la DQ del oriundo de Tamajón, recriado en Castellón.
    Muy bueno Basilio.
    Un abrazo.

No es posible comentar.