Opinión

Adri Arnáus y «El efecto margarita»

Adri Arnáus no pasó el corte del viernes 6 de septiembre en el Porsche European Open que se disputa en Hamburgo. En los seis torneos que ha disputado desde el 7 de julio, el barcelonés ha tenido una trayectoria digna de estudio. Arnáus es un magnífico jugador de golf, muy joven y sus resultados avalan esta su primera temporada en el Circuito Europeo, aunque ya disputara tres torneos en la anterior. En 2018 su puesto en el ranking era el 289, mientras esta temporada, con 23 torneos jugados, ee el 25 en la Carrera hacia Dubai.

Todo esto indica que estamos ante un jugador que cumplirá 25 años el próximo octubre y que es un verdadero diamante al que aún le quedan por pulir algunas aristas. Trabaja, y por lo que se sabe lo hace muy bien, con Nacho Garrido, y su futuro no tiene, actualmente, límites, siempre y cuando sepa controlar su juego.

Volviendo a sus seis últimas pruebas, desde el 7 de julio hasta la primera semana de septiembre, Arnáus ha culminado sus actuaciones como en un diente de sierra. Si la regularidad es fundamental en todos los deportes y, especialmente en el golf, los resultados de Arnáus son, si no para preocupar, sí para sentarse a meditar sobre ellos.

Estas son las posiciones en las que acabó Adri Arnáus sus seis últimas pruebas en el Circuito Europeo:

07/07/19: Dubai Dutty Free Irish Open: 15 (-9).

21/07/19: 148 Open Championship: 135 (+8). No pasó el corte.

18/08/19: D+D Real Czech Masters: 2 (-18).

25/08/19: Scandinavian Invitation: 133 (+6). No pasó el corte.

01/09/19: Omega European Masters: 6 (-13).

08/09/19: Porsche European Open: 123 (+8). No pasó el corte del viernes 6.

EL EFECTO MARGARITA

Vistos los resultados, Arnáus parece querer hacer suyo lo que yo he denominado hace ya tiempo, y escrito está en esta misma página web, en varias ocasiones, «Efecto Margarita», que no es otra cosa que: «un día sí, un día no; un golpe sí, un golpe no; un hoyo si, un hoyo no…» y así hasta casi el infinito.

Pero esa regular irregularidad, que es una constante entre los aficionados, , también, a lo que parece, lo es entre muchos profesionales. Y para muestra, insisto, las últimas actuaciones de Arnáus: desde la decimoquinta plaza en Irlanda, a no pasar el corte esta misma semana en Hamburgo, lo de Adri Arnáus, insisto, es digno de ser estudiado, no se si por psicólogos o por profesionales del golf, pero algo tendrá que hacer el jugador y los que forman su equipo, para que esta situación no se repita constantemente.

Pero ya que no se puede ser brillante de manera permanente, ahí está el puesto 25 en la Carrera hacia Dubai del joven jugador español, recién llegado al Circuito Europeo, al menos que las distancias de una prueba a otra no sean tan abismales. Claro que habrá quien piensa que no es malo quedar en el top 10 o el top 20 una semana sí y otra no… Dichoso «EFECTO MARGARITA».

No es posible comentar.