Opinión

Retamares y el futuro del golf

 

 

 

 

¡Bien por Retamares! Un año más, el magnífico recorrido diseñado por Chema Olazábal, en el término municipal de Algete, en Madrid se anima a acoger a los más jóvenes del golf en una competición muy estimulante y divertida, la cuarta edición del IV Junior Golf Open, que se disputará los días 7 y 8 de julio.

Tiene, además, el añadido de un premio poco frecuente en las competiciones españolas: una beca de estancia en la Academia de IMG en Florida, (EE.UU). O sea, varias cosas positivas: promover el golf infantil; estimular a los jugadores y premiarlos con algo que apetece a cualquiera, grande o chico, viajar, practicar y aprender más de tu deporte favorito.

Hay que agradecer a Retamares, a su presidente, Juan Lejarra, y a su gerente, Eduardo Manada, su apoyo a los más jóvenes con este torneo que tiene su prolongación en una escuela infantil en el club que es tanto o más importante que el Junior Open. Y es obligado reseñar que, entre las ventajas que este club ofrece, está la posibilidad de los niños de ser socios sin necesidad de que lo sean sus padres. Una excelente iniciativa para aquellos chicos que les gusta el golf aunque a sus padres no les interese.

No es menor el mérito de la Federación de Madrid apoyando siempre a los más jóvenes: “una de las funciones de la Federación es apoyar el golf juvenil”, dijo Carlos del Corral en la presentación del torneo. Gracias también a IMG, representado por Norma Loiza y al director del torneo, George Young. Todos ellos trabajan para que el futuro del golf español, que está en los niños de hoy, sea tan saludable como el presente, con figuras tan destacadas como García, Rahm y Cabrera Bello, entre otros.

 

 

No es posible comentar.