Opinión

Jon Rahm: “ganar el Open de España es uno de mis objetivos”

 

 

Movistar Golf 59 ofrece el Open de España (12 -15 abril), en directo, jueves y viernes en jornadas de mañana y tarde, a las 12.00 horas y a las 16.00. El sábado y el domingo, la transmisión se efectuará a partir de las 14.00 horas, siempre una menos en Canarias.

 

Jon Rahm, en la foto de Fernando Herranz,  ha dicho que está “encantado de volver al Centro Nacional de Golf”, donde el jueves 12 inicia el Open de España, a las 08.55, con Rafa Cabrera y Andrew Johnston. También se refirió a otros muchos temas en la rueda de prensa anterior al comienzo de la prueba, según relata María Madrigal.

GANAR EL OPEN

«Me gustaría añadir mi nombre a los ganadores del Open de España como Seve, Sergio García o Álvaro Quirós. Ganar el Open de España es algo muy importante, es uno de mis objetivos y me encantaría poder cerrar el círculo, ya que fui campeón de España en todas las categorías amateur. Tenía muy claro que iba a venir ganara o no el Masters. Había previsto tres semanas de descanso después de Augusta y ahora reorganizaré la temporada».

«Estoy encantado de volver al Centro Nacional donde pasé tanto tiempo en la Blume, con el equipo nacional. Los que me tuvieron que aguantar saben que lo que nos enseñan con 15 ó 16 años no lo procesamos hasta mucho después, a esa edad crees que lo sabes todo. Si pudiera volver a empezar, haría más caso del que hacía en esa época. Me fui con 17 años, era un niño, aprendí inglés y seguí formándome. Como profesional, las cosas han ido muy diferentes a lo que esperaba, no pensaba estar tan pronto entre los 10 primeros del mundo y haber ganado varios torneos. Ojalá mi tercera victoria en el European Tour y la quinta como profesional sea el Open de España».

«Cuando estaba en mi último año de la Blume tuve la oportunidad de jugar el Open como amateur por el ranking, pero no me dejaron. La semana anterior jugué el Michael Bonallak Trophy en Portugal y hubieran sido dos semanas seguidas sin ir a clase en 2º de Bachillerato. En ese momento no lo entiendes, pero tenía todo el sentido, necesitaba sacar buenas notas para ir a Estados Unidos. Si hubiera sacado todo dieces no habría tenido problema, pero no era el caso… Agradezco que no me dejaran porque después de eso fui mucho más motivado a Mayakoba y a Phoenix».

“UN CAMPO PARA PEGADORES”

«Este campo favorece claramente a los pegadores, los pares 5 y los pares 3 no son cortos. Esperaba encontrarlo peor pero teniendo en cuenta la lluvia que ha caído está muy bien, han dejado dos ó tres metros de rough pero no será determinante. Si hace muy buen tiempo, el torneo se va a convertir en una competición de putt. Con 4 días perfectos, con buen tiempo, sin viento, podríamos llegar a -20 para ganar, pero no va a ocurrir. Hoy ha hecho mucho frio, no sentía las manos, las sensaciones no me sirven como referencia. Voy a intentar descansar al máximo para estar si no al cien por cien, lo mejor posible. He venido a ganar el torneo».

 REFERENTE PARA EL GOLF ESPAÑOL

«No me tomo como una presión el hecho de que me vean como un revulsivo para el golf, para mí es una motivación. Me encantaría poder ayudar al golf, aunque sea una pequeña parte de lo que hizo Seve en su momento. Gracias a él juego y gracias a la Ryder Cup de 1997 en Valderrama. No siento la responsabilidad pero quiero ayudar al golf, contribuir a que haya más campos, más jugadores y más campeones».

«No me presiona el hecho de que me sigan o estén pendientes de mí. Me hubiera encantado tener un Open aquí cuando yo tenía 16 años y tener a quien seguir. Para mí Sergio era la referencia y ahora es un honor serlo para los demás».  

SOBRE EL MASTERS

“En los nueve hoyos que fui con Chema Olázabal en la vuelta de prácticas me dio algunos consejos, hablamos de cómo estaba el campo antes… Un consejo que me dieron Phil Mickelson y Chema fue que tengo que encontrar mi manera de jugar el campo, mi paz con el campo de Augusta. Ellos pueden decirme cómo lo hubieran jugado ellos, pero cada uno tiene su juego y hay mil maneras de hacerlo. Phil, Tiger y Nicklaus tienen su manera de jugar, Hogan tenía su manera de jugar y yo tengo la mía.… Y esa manera incluye ser o no agresivo y saber lo que es mejor para la vuelta en cada momento. Hay circunstancias, hay banderas, hay momentos en los que te sientes mejor o peor y tienes que saber cuándo ser agresivo o no serlo, y eso me fue bastante bien esa semana.

Ganar un grande es muy complicado y mi objetivo lo cumplí, que era estar un domingo en los últimos hoyos con alguna opción de ganar. Jugué tres días muy buenos y la gran diferencia fue el primer día, ese +3 que hice. Recuperar tantos golpes contra jugadores como Patrick Reed, Rickie Fowler o Rory McIlroy iba a ser muy complicado. Es lo único que me faltó».

SOBRE LA RELACIÓN CON SU CADDIE,  ADAM HAYES

«Como profesional hay muchas personas que me han ayudado, pero nadie me ha ayudado más que Adam. Lleva 19 años como caddie, ha visto todos los campos, ha visto a todo tipo de jugadores y está igual de motivado que yo. Tiene mucha experiencia y sabe qué decir en el momento oportuno. Adam es una gran herramienta porque sabe mucho de golf y sabe mucho de mí, de lo que soy como persona, así que somos grandes amigos aparte de “currelas”, y todo lo que me dice me suele ayudar. A veces, después de la vuelta me dice: “Me he dado cuenta de esto”. La idea del cambio de driver fue idea suya. Después del Dell Match Play Championship me dijo: “Oye, estás fallando demasiado a la derecha con el drive”. Hablamos con TaylorMade, miraron las estadísticas y, en efecto, fallaba demasiado a la derecha. Me prepararon un driver nuevo y arreglado. Como eso, varias veces. Adam nota cosas de las que yo no me doy cuenta. Como jugador, tiendo a echarme la culpa a mí mismo pero él se da cuenta».

«Con respecto a lo que me dijo después de mandar la bola al agua en el hoyo 15 el domingo, yo estaba enfadado pero él me preguntó qué distancia quería a bandera. Automáticamente, al empezar a pensar en cosas de esas se te olvida el enfado y nos concentramos en eso. Le dije “80 metros” y él me dijo que si acababa con tres birdies en los tres últimos hoyos había alguna opción, y que terminara lo mejor posible».

LA RYDER CUP

«Hablé con Rory McIlroy en la vuelta de prácticas del miércoles, aunque no me dijo nada en concreto. Me dijo que me voy a divertir mucho, que voy a trabar relaciones y amistades que van a durar toda la vida, pero no me explicó mucho más. Me dijo que seguro que, al ser novato, jugaré con alguien con experiencia. Sabiendo que Justin Rose y Henrik Stenson jugarán juntos como siempre, jugaré con Rory, o con Sergio o con cualquier otro que vaya con experiencia. Me dijo que tenía mucha suerte de que mi primera Ryder fuera en Europa, porque en Estados Unidos, con el ambiente que va cambiando, es un poco duro. Todos me dicen que me olvide de la Ryder, que me concentre en jugar lo mejor posible y que cuando se acerque la hora de jugar la Ryder ya me contarán.

En Estados Unidos hay quien dice que ya han ganado la Ryder Cup, no sé por qué, pero no hacen más que decirlo. Nuestro objetivo es demostrarles que se equivocan, pero en primer lugar quiero entrar en el equipo y llegar bien de salud. Dicho esto, mi objetivo no solo es jugar la Ryder Cup, sino ganarla. Como europeo, como todos los que aspiramos a entrar en el equipo, quiero que Europa recupere el título. Esperemos conseguirlo en suelo europeo para luego defender la copa en Estados Unidos. Va a ser complicado porque tienen un gran equipo y tendremos que jugar muy bien, y espero estar en el equipo que los venza.

Hubo un artículo que salió cuando estábamos en Dubái y en el que el autor, estadounidense, decía que las siguientes diez Ryders ya estaban ganadas, porque decían que todos los americanos estaban entre los 17 mejores del mundo, pero si cogemos a los doce europeos el que peor ranking es Rafa Cabrera-Bello que es el 23. Los números no tienen nada que ver. Si fuera por eso, Estados Unidos habría ganado todas las Ryders. Una vez que estás jugando un match uno contra uno, ya no son 72 hoyos. En match, dos contra dos o uno contra uno, es quien juegue mejor ese día. Punto.

OBJETIVOS

“Claro que me gustaría ser número uno en 2018, pero hay que jugar tan bien tanto tiempo seguido que es muy difícil. La primera vez que tuve la posibilidad real, en febrero, me pilló por sorpresa. Me dijeron en rueda de prensa que si ganaba ese torneo podía ser número uno, noté la presión, no me lo esperaba.

Mi objetivo en los Grandes es llegar con opciones al domingo. El Open es mi favorito pero los links son duros para mí, muy diferentes a los campos americanos. Tengo que seguir aprendiendo”.

 ATHLETIC CLUB

“Si tengo que elegir entre un título del Athletic o ganar un Grande…. bueno este año ya no podemos ganar un título, así que mejor gano yo un Grande. Si un domingo el Athletic juega una final y yo estoy para ganar… no sé qué decir. Obviamente mi objetivo es ganar, pero las dos cosas me harían muy feliz”.

CONSEJO PARA JÓVENES GOLFISTAS

«No hay que tener prisa por hacerse profesional. No hay ninguna diferencia entre hacerlo a los 20 o a los 23 años. Me podía haber hecho profesional antes, pero terminé los estudios. Creo que es muy importante crecer como persona y además la carrera te abre un abanico de posibilidades para el futuro. En Estados Unidos las universidades dan muchas facilidades para compaginar los estudios con la competición, las instalaciones son muy buenas».

SEVE

«Tuve la oportunidad de volver a la casa de Seve este verano y ver la sala de trofeos. No se puede explicar con palabras. La primera vez que fui casi me eché a llorar: Ryders, chaquetas verdes, Open Británico, Orden de mérito, libros, documentos, fotos… 20 años de la historia del golf. Le agradezco a la familia Ballesteros que nos dejara entrar y me hizo mucha ilusión que me regalaran una escultura con las manos de Seve. Ver esa sala de trofeos es increíble».

JUEGO LENTO EN EL PGA TOUR

“Es horroroso, creo que habría que tomar medidas más drásticas. Yo cambiaría las sanciones económicas por penalizaciones en golpes. Que puedas perder un torneo por juego lento cambiaría mucho las cosas. Hay jugadores que andan muy despacio y pierden mucho tiempo consultando el libro con la topografía de los greenes. Yo los prohibiría. Me considero uno de los jugadores más rápidos, pero me sancionaron en el European Tour por seis segundos.

«No se puede comparar el golf en Estados unidos con España, allí hay 30 millones de federados, es como si la mitad de los españoles jugara al golf. Los mejores jugadores del mundo quieren jugar allí y por eso hay más patrocinios. No sé cuál es la solución para que crezca el golf en España, solo llevo un año y medio como profesional y tengo 23 años, hay mucha gente que sabe más que yo».

No es posible comentar.