Opinión

Miguel Ángel Jiménez, Álvaro Quirós y Chema Olazábal se confiesan antes del Open de Andalucía

 
M. A. Jiménez: “a Tiger le ofrecí buena comida y buen vino”
Álvaro Quirós: “por ranking soy favorito, pero hay otros en mejor forma”
Chema Olazábal: “estoy jugando bien; estoy contento”
 
María Acacia López Bachiller ha entrevistado a Jiménez, Quirós y Olazábal en las horas previas al comienzo del Open de Andalucía:
Miguel Ángel Jiménez: “Estoy dándole más o menos bien a la bola para todo el ajetreo que tengo en el cuerpo. Estos días he tenido la cabeza en todos lados, aunque tengo un gran equipo que se ocupa de la organización del torneo y lo está haciendo de maravilla. Hoy no he conseguido desconectar en el campo y obviamente no he podido entrenar como suelo hacer pero eso sí, voy a dar el 100%…de lo que me queda. Mañana en el tee del uno sí tendré la cabeza sólo en el juego.
El campo está en magníficas condiciones, se nota mucho el trabajo de dos años. Como organizador quiero que luzca el sol para que se vea el buen clima de Andalucía, pero como jugador, si sopla viento, que sea igual para todos.
En Dubai estuve con Tiger Woods y le invité a venir. Le dije que yo organizaba el torneo y que no tenía mucho dinero, pero que era bienvenido. No le podía pagar un fijo, ni gasolina para su avión pero sí buena comida, buen vino… nos reímos y él dijo “lo pensaré”.   
Miguel Ángel ha recibido hoy el reconocimiento de la Federación de Periodistas Deportivos de Andalucía (FPDA) por la magnífica temporada 2010 en la que ganó tres títulos y contribuyó a la victoria europea en la Ryder Cup. Su presidente, Javier Bermejo, y la Concejal de Juventud y Deportes del Ayuntamiento de Écija (Sevilla), Carmen López, entregaron al campeón malagueño el trofeo.
Álvaro Quirós: “Estoy aquí porque hay en juego dos plazas para el Volvo Mundial Match Play y también porque sé el esfuerzo que hace Miguel Ángel Jiménez por sacar adelante este torneo que, además, se juega en mi tierra, muy cerca de casa.
No estoy jugando bien, pero todo puede cambiar en un día. Estoy trabajando con Pepín Rivero pero lo tengo difícil. No estoy bien desde el tee y el viento complica las cosas aún más. En el hoyo dos no he cogido el drive ningún día sino el hiero 3 y 4, hay que tocar muy bien la bola para dejarla cerca.
Por ranking mundial soy favorito, pero estoy seguro de que hay jugadores más en forma que yo. El campo del Parador no es largo y no hay rough, por lo que hay más jugadores con opciones, veo el torneo muy abierto. El campo está cada vez mejor. Sé que Miguel Ángel Jiménez no ha podido preparar el torneo como hubiera querido porque es el organizador, pero no le descarto para la victoria el domingo porque conoce el campo como nadie, sabe hasta por dónde andan las hormigas.
En la última vuelta de Dubai éramos 22 jugadores en un margen de dos golpes. Pensé que al menos uno haría 4 ó 5 birdies en la primera vuelta y resulta que ése fui yo. Después vino el triple bogey y tuve que seguir luchando. Sentí incluso algo de alivio cuando vi las pizarras y después de todo seguía co-líder. Eso fue lo que me hizo seguir luchando.
Estoy orgulloso de que el Tour haya considerado el hoyo en uno que hice en Dubai como el mejor golpe del mes de febrero. Era la última vuelta y además gané el torneo.
Con los años he ganado madurez y estoy aprendiendo a manejar la presión. Hay jugadores jóvenes como Rory McIlroy o Matteo Manassero que ya tienen esa madurez con menos años, pero otros como yo, algo más alocados, hemos necesitado la experiencia para aprender. Todo el mundo siente presión, hasta Tiger, pero los buenos jugadores son los que saben manejarla. Antes no medía los riesgos en el campo, pensaba que podía hacer algo y lo hacía sin pensar que hay golpes que salen pocas veces. Ahora, aunque esté al 80% si no hago locuras, puedo estar ahí, por eso soy mejor golfista.
En los grandes torneos mi rendimiento no ha sido bueno salvo un octavo puesto en el Open Británico, pero eso tendrá que cambiar algún día, tengo 28 años y si sigo trabajando y exigiéndome las cosas cambiarán. No es que me pase nada en los Grandes, pero en estos torneos los campos son más exigentes y si estás al 80% sólo peleas por pasar el corte cuando en los torneos del Tour a un 80% puedes hacer mejor resultado.
Creo que mi generación puede suponer una nueva edad dorada para el golf español. En el equipo nacional, cuando éramos amateur, coincidimos Gonzalo Fernández-Castaño, Alfredo García Heredia, Alejandro Cañizares, Rafa Cabrera-Bello, Pablo Martín… todos jugadores del Tour. Es la nueva Armada española.
En el tobillo tengo alguna molestia, no dolor. No me impide hacer vida normal ni jugar. Cuando hago un buen swing, duele menos (bromea).
En el futuro sí me veo organizando un torneo, me gustaría. Pero sería sólo anfitrión, sin jugar porque tienes que estar pendiente de mil cosas y no estaría concentrado en el juego. Me haría ilusión, eso sí, prepararía el campo como a mí me gusta, calles anchas a 280 metros , estrechas a 260 (bromea), greenes muy rápidos…, pero es algo de cara al futuro, todavía está muy lejos”. 
José Mari Olazábal: “Hoy he jugado muy bien, ha hecho menos viento que ayer y me he sentido bien, contento de estar aquí y con ganas de jugar otro torneo, a ver si las cosas salen, estoy trabajando para eso.
La primera semana en los Emiratos no jugué bien, pero pasé el corte en Qatar y en Dubai tuve muy buenas sensaciones y un buen resultado (decimoquinto). Me siento bien, obviamente no estoy al cien por cien físicamente, pero espero seguir mejorando, eso es lo importante ahora. La evolución de los torneos fue positiva pero no es difícil mejorar cuando partes de cero (bromea). Lo que espero es tener más a menudo semanas como las de Dubai.
No me he propuesto jugar un número determinado de torneos, si me encuentro bien, espero competir con regularidad y estaría bien jugar unos 20, pero dependerá de cómo me encuentre.
En septiembre empezará la clasificación para la Ryder Cup 2012 y hasta entonces no quiero hacer comentarios sobre este asunto. Aquí he venido a jugar y no a echar el ojo a los jugadores. Es muy pronto, además diez de los miembros del equipo se clasificarán y sólo tendré que vigilar a unos pocos, pero no ahora. Aunque he visto a Colin Montgomerie un par de veces, no hemos hablado de la Ryder Cup.
Mi objetivo para esta temporada es recuperar la forma y volver a ser competitivo, no ir a determinados torneos. Después de lo que he pasado lo importante es volver a ser competitivo. Estoy lo suficientemente bien como para entrenar por eso no quiero que los problemas físicos sean una excusa. Es difícil volver a sentirme como antes, entre otras cosas, ya tengo 45 años, pero la experiencia no te sirve para dar buenos golpes”.
 
No es posible comentar.