Noticias

Las lluvias al rescate del CCVM a escasas fechas (3-6 octubre) del Open de España

El lunes 16 de septiembre se cerró el recorrido Negro del Club de Campo Villa de Madrid, para terminar de preparlo ante el inminente Open de España que se celebrará en el campo madrileño del 3 al 6 de octubre.

En el Club de Campo llevan trabajando varios meses a marchas forzadas para tener el campo en las condiciones óptimas ante la visita de los profesionales a un lugar que es el idóneo para la celebración de esta prueba.

A pesar de la escasa información que el Club ha dado a sus abonados y, aunque ni siquiera se les pidió su opinión sobre la celebración de esta prueba -aunque no hubiera sido una consulta vinculante-, los jugadores han sufrido durante varios meses la constante interrupción de obreros y jardineros en los 18 hoyos preferentes del CCVM.

Naturalmente hay abonados que no son partidarios de la celebración de esta prueba, pero creo desde mi punto de vista, tanto como periodista, aficionado y abonado del CCVM, que el torneo se debe celebrar en este campo, situado a pocos minutos del centro de Madrid y al que, estoy seguro, los aficionados responderán como se merece una prueba que, además tendrá a los mejores profesionales españoles en el tee de salida, desde Sergio García a Miguel Ángel Jiménez, pasando por Jon Rahm y Sergio Cabrera.

Además, las mejoras que se están realizando en el campo redundarán, a partir del 7 de octubre, en beneficio de unos abonados que han sufrido el mal estado del campo durante los años previos al acuerdo de la empresa organizadora del torneo y los responsables del CCVM que, por otra parte, ya no son los mismos que firmaron dicho acuerdo, ya que el Ayuntamiento a cambiado de manos, aunque no se sabe si de cabeza.

AGUA CON DEMASIADO SODIO

Sin embargo, cuando todos, organizadores, aficionados y jugadores nos las prometíamos muy felices, surgieron problemas, al parecer, con el riego del campo. Una situación que ya se había producido hacía varios meses y que costó cierto tiempo en solucionar, y que ha vuelto a repetirse a un mes vista del comienzo del torneo.

Los primeros nueve hoyos del recorrido negro, aparecieron de nuevo con muchas zonas descarnadas e injugables debido, según fuentes oficiosas, a que «el agua de riego tenía demasiado sodio» y eso hizo que aparecieran «quemadas» algunas partes de las primeras nueve calles.

Lo curioso es que, si ese hubiera sido el problema, lo lógico, desde un punto de vista profano, era que se hubieran estropeado todas las calles y no unas zonas sí y otras no. El caso es que, fuera lo que fuese, el causante del estropicio, la colocación de nuevos tepes y el intensivo cuidado de esas partes maltrechas parece que está dando su fruto y que el día 3 de octubre -antes incluso para que los profesionales entrenen el campo- todo estará en perfectas condiciones para la celebración de la prueba.

Hay que agradecérselo, tanto al trabajo de los operarios en el Club de Campo, como a las lluvias caídas sobre Madrid, y las que parece seguirán cayendo algunos días, hasta el 3 de octubre.

No es posible comentar.