Noticias

Tom Watson, un Señor se despide del golf profesional: hasta siempre

Thomas Sturges Watson​, Tom Watson para los aficionados al golf, cumplirá 70 años el próximo 4 de septiembre de 2019. Nació en Kansas City y fue número 1 del ranking mundial de 1978 a 1982. Los años siguientes, 83 y 84, acabó como número 2… detrás de Seve Ballesteros, con el que coincidió en muchos torneos por todo el mundo.

Watson ganó ocho Majors, cinco de ellos en el British Open, por lo que se le considera el “norteamericano más británico de todos”. Además ganó dos Masters de Augusta y un U.S. Open.  

Terminó como líder en la lista de ganancias del PGA Tour en cinco temporadas: 1977 (cinco victorias), 1978 (cinco), 1979 (cinco), 1980 (siete), 1984 (tres). A lo largo de su carrera en el circuito estadounidense, sumó 39 victorias y 219 top 10.

En la trayectoria profesional de Watson siempre quedará un hueco para su segundo puesto en el Open Británico de 2009, torneo que lideró durante la mayor parte de las cuatro rondas y que perdió en un play off a cuatro hoyos ante su compatriota Stewart Cink, cuando estaba a punto de cumplir los 60 años.

Seguir enumerando sus triunfos a lo largo de toda su carrera, especialmente en los años 70 y 80 del pasado siglo, sería el cuento de nunca acabar. Pero hablando de acabar, como todo termina, la carrera profesional como golfista de Tom Watson, un Señor dentro y fuera de un campo de golf, tuvo su punto final en la cuarta y última ronda, el domingo 28 de julio, en el Royal Litham & St. Annes, campo tradicional como pocos en Inglaterra, y donde Seve tuvo algunos de los momentos mágicos y triunfales de su magnífica carrera profesional.

Esa ronda final de esta decimoctava edición The Senior Open, en un torneo en el que la lluvia, como no podía ser de otra manera, fue la compañera permanente de un partido, no resultó nada especial, desde el punto de vista de los resultados, pero si fue lo suficientemente emotiva como para ser recordada por todos los aficionados al golf que se precien de serlo.

Tom, a punto de cumplir los 70 años, con la lluvia complicando el juego -un añadido más a la dificultad del campo- a los jugadores veteranos, firmó cuatro tarjetas de 74, 70, 72 y 73 y terminó con nueve golpes sobre el par 70 del campo, en una prueba que ganó -otro incombustible- Bernhard Langer (-6) y donde Miguel Ángel Jiménez acabó, al par, en la décima posición.

 Pero lo importante, en esta ocasión, no era el resultado, sino la figura de un hombre que ha sido todo en un deporte como el golf y que pasó un corte de 80 jugadores -144 fueron los que iniciaron la prueba-, entre los que estaban los mejores Seniors del mundo, y que se estableció en +5.

Debido a la lluvia, que obligó a distintos aplazamientos durante toda la semana, Watson terminó en el hoyo 9, ya que se salió por dos tees, por culpa del mal tiempo.

Y aquí está lo mejor de la historia, contada por el mismo Watson: «Mi llegada al hoyo 9, que era mi hoyo 18, fue muy, muy especial. No me esperaba que hubiera nadie en las gradas y cuando nos acercábamos al green había una multitud aplaudiendo. Y el mérito estaba, no solo en que me esperaran y me despidieran de esa forma, sino en que el hoyo 9, como en muchos links y otros campos de diseño antiguo, tienen el hoyo 9 en el punto más alejado del tee del 1 y de la Casa Club, y con esa dificultad añadida y el mal tiempo que hacía, ver allí a tanta gente, repito, fue muy muy especial y emocionante”.

El jugador norteamericano, que nunca perdió un corte en The Senior Open, es uno de los tres jugadores -junto a Gary Player y Bob Charles-, que han hecho doblete y han ganado tanto The Open, como The Open.

Aunque él mismo renuncia a ser considerado como el mejor golfista de todos los tiempos, Tom aseguró: “Habrá otras personas que tomarán las riendas y ellos harán lo que yo hice. Convertir Gran Bretaña en uno de los puntos irrenunciables en mi carrera, desde 1975 hasta aquí, en 2019.

Y terminó su presencia ante los periodistas, el día de su despedida, con su opinión sobre el golf que se juega en el Reino Unido: «Siempre respetaré la manera de jugar al golf aquí: con una pasión sin igual que forma parte de su propia vida. Eso es lo que siempre he apreciado «.

Adiós profesional a Tom Watson, todo un SEÑOR, dentro y fuera de un campo de golf, que ha hecho que este deporte del GOLF se pueda escribir con mayúsculas.

No es posible comentar.