Noticias

Los españoles de Palm Harbor necesitan un antídoto contra las serpientes

A principios de este mes de marzo -finalizó el día 3- los jugadores del PGA Tour tuvieron que enfrentarse a la «Trampa del Oso» en el Honda Classic, que finalmente ganó Keith Mitchell y donde Sergio García acabó décimo. Durante los cuatro días de torneo, los jugadores deben superar la «Trampa del Oso» (Bear Trap) que es como se conoce al conjunto de tres hoyos, del 16 al 18, del recorrido Champion, del PGA National de Palm Beach Garden, en Florida.

EL NIDO DE SERPIENTES

Y tres semanas después, a los profesionales del PGA Tour les espera un «Nido de la serpiente» para finalizar el Swing de Florida. El Valspar Championship, dotado con 6.700.000$ -una «miseria» comparada con los 12.500.000$ de la semana pasada en The Players, y los 10.250.000$ del World Match Play de la próxima, en Texas- recibe a los jugadores en el Innisbrook Resort (Copperhead, par 71), en la localidad de Palm Harbor. El campo tiene un tramo final terrorífico apodado “Nido de Serpiente” (Snake pit) que podía traducirse también como “manicomio”.

El «Nido de la Serpiente», avisado en el tee del 16 por una estatua (en la foto), comienza precisamente en ese hoyo 16, un par 4 de 428 metros, que es el más complicado del campo; el 17 es un par 3 de 194 metros, y el 18, un par 4 de 400 metros.

Los jugadores que no lleven en su bolsa el antídoto para el «veneno» de una serpiente tan peculiar, pueden darse por «muertos», tras las dos primeras jornadas.

No es posible comentar.