Noticias

El escocés Elliot Saltman castigado durante tres meses por “tramposo”

(En la foto, Elliot Saltman durante su participación en Tecina Golf en un torneo del Challenge Tour, en 2010).
Igual que en el golf amateur es muy corriente encontrar jugadores tramposos, unas veces por ignorancia y otras con mala fé, en el golf profesional no abundan esos problemas con los jugadores. Es más, en los últimos tiempos hay ejemplos de jugadores profesionales que se autodescalifican o que se ponen golpes de penalización cuando creen haber cometido una infracción, aunque no haya ningún árbitro, ni público, ni televisión, en los alrededores, como en el caso de Pablo Martín en Abu Dhabi, sin ir más lejos.
El caso es que hacía prácticamente diez años que no se castigaba a un jugador como se ha hecho con el escocés Elliot Saltman.  El Tour europeo ha suspendido al citado golfista escocés durante tres meses,  por marcar una bola incorrectamente durante la primera jornada de la Russian Challenge Cup el pasado 16 de septiembre de 2010.
El Circuito emitió un comunicado en el que afirma que Saltman "cometió una infracción grave de los reglamentos" y fue suspendido de todas las competiciones del Tour Europeo y sus competiciones satélites con efecto inmediato.
El incidente ocurrió durante la primera jornada de la Russian Challenge Cup el pasado 16 de septiembre. El jugador, de 28 años, fue descalificado y durante una audiencia disciplinaria en Abu Dhabi se le confirmó y comunicó la sanción.
Lo cierto es que, según parece, los árbitros del Challenge Tour ya habían observado ciertas irregularidades en este jugador, que participó en el Challenge Tour celebrado en Tecina Golf, en las Islas Canarias, y que la decisión no ha sido por una falta cometida en una ocasión, sino por su reincidencia.
El sueco Johan Tumba fue el último jugador profesional en ser expulsado de la competición, cuando en 1992 fue sancionado con diez años por modificar su tarjeta de golpes tras un recorrido.
EL OTRO SALTMAN SE QUEDA SOLO
Lo curioso del caso es que Saltman, Elliot, tiene un hermano en el Tour, llamado Lloyd y los dos consiguieron este año su tarjeta para el Tour Europeo, gracias a terminar entre los veinticinco primeros del Challenge Tour.
Se dijo entonces que los hermanos Molinari, italianos ellos, no iban a estar solos en el Circuito de 2011, porque ya había otra pareja fraterna en liza. Sin embargo, habrá que esperar tres meses a que vuelva el “malo” de Elliot… y que lo haga con la lección aprendida, aunque la fama ya será muy difícil quitársela de encima.
No es posible comentar.