Noticias

Dos medallas de Oro y una de plata en los Juegos del Mediterráneo

El golf español finalizó el tres de julio su concurso en los Juegos Mediterráneos de Pescara (Italia) con un balance más que positivo: dos medallas de oro y una de plata. Los triunfos por equipos y de Azahara Muñoz y la segunda posición de Carlota Ciganda reflejan la clara superioridad española en la categoría femenina; en la masculina el equipo español fue cuarto, quedando a un paso de la presea de bronce.
Azahara Muñoz no solo lideró al equipo femenino español, sino que se hizo acreedora del triunfo en la prueba individual con cuatro vueltas por debajo del par en Circolo Golf Miglianico. La jugadora malagueña tomó el liderato en la segunda jornada tras remontar con una tarjeta de 64 golpes (8 bajo par) el inicio fulgurante de Carlota Ciganda (65, 7 bajo par). Y ya nadie pudo discutir su hegemonía.
Con Carlota Ciganda también en plan estrella, sólo la francesa Emilie Alonso llegó a poner en tela de juicio que el oro y la plata fuesen a parar a manos españolas. Para disipar las dudas, la jugadora navarra cerró el torneo con un 67 (5 bajo par) para alzarse con la segunda plaza. Tres golpes la separaron de una Azahara Muñoz que tras un año brillante apunta a un inminente paso al profesionalismo.

Ambas jugadoras guiaron al equipo español ˆcompleto con la asturiana Inés Díaz-Negrete- hacia una situación de superioridad absoluta. Tanto fue así que España ha obtenido el oro con un total de 549 golpes, 22 menos que los invertidos por el potente equipo francés.

En la prueba masculina la enorme competencia dificultó sobremanera la misión española de brillar de igual manera que hace cuatro años en Almería. El madrileño Antonio Hortal, el gerundense Sergi Nogué y el barcelonés Xavi Puig, que suplió la baja de última hora del navarro Pedro Erice, pusieron todo de su parte, pero las preseas se las reservaron italianos, franceses y turcos. España fue cuarta.

Antonio Hortal fue el mejor de los españoles en una prueba dominada por el esloveno Tim Gornik y el italiano Filippo Bergamaschi, pero sus 73 golpes (1 sobre par) no fueron suficiente para dar un último empujón que le acercase a las medallas.

El alto nivel en esta prueba impidió que las opciones de medalla para los chicos se multiplicasen, si bien el balance de la delegación española no puede ser calificado sino de sobresaliente, con tres medallas que pasan a engrosar el casillero de preseas de España en estos Juegos Mediterráneos de Pescara.

En la foto, de izquierda a derecha, Azahara Muñoz, Inés Díaz-Negrete y Carlota Ciganda

No es posible comentar.